Make your own free website on Tripod.com

Historia del nombre de la banda Hölderlin Bar

El nombre propio o la ontología del nombre de la banda


Friederich Hölderlin (1770-1843), fue un poeta alemán cuya obra ha sido dividida en dos partes. La primera hasta sus treinta y seis años, edad en que su transmutación psíquica se hizo evidente. Hasta allí había obtenido un importante reconocimiento en el ambiente intelectual de su época, con producciones que han quedado en la historia de la literatura universal. Los treinta y siete años restantes de su vida, luego de unas breves internaciones en instituciones para "Alienados Mentales", fue acogido en la casa de un viejo amigo de la familia, un carpintero que le dió un espacio donde Hölderlin podía vivir tranquilamente. Allí, en un pequeño altillo el poeta vivió hasta su muerte, aislado del resto del mundo, escribiendo incansablemente, poesías que han sido denominadas "Los poemas de la locura". En su habitación solo lo acompañaban, su pluma, pilas de papeles para escribir y un viejo piano que regularmente tocaba utilizando solo dos teclas. Esporádicamente recibía visitas de sus antiguos compañeros de universidad, escritores de la época y unos cuantos estudiantes; cuando decidía atenderlos se hacía llamar por el nombre "Scardanelli".
Hölderlin fue redescubierto años después de su muerte y fue designado como el poeta que ha escrito a la poesía misma, signado como "la esencia de la poesía".
Nuestra elección, no fue casual, ya que a lo largo de toda su obra fue buscando incesantemente el rastro de los dioses y en esa misma búsqueda solo ha encontrado la infinitud de un vacío. El costo de ese recorrido, se ha dicho, fue la locura misma. Pero ese devenir no es para nosotros algo lamentable, ya que lo que se revela en el descubrimiento de ese vacío es la ausencia de la existencia de cualquier absoluto, es decir la ausencia de garantías para nuestra existencia. Por ello, el testimonio Hölderliano de ese cielo carente de dioses debe ser celebrado, porque de esta manera cada quien puede ser responsable por su propio obrar y por ende cada cual podrá establecer la ética de su existencia, destronando definitivamente el reino de la moral.
Esa celebración tiene para nosotros un lugar, "un Bar" que acompaña el nombre de Hölderlin reforzando la insistencia de darle lugar a este pensamiento que implica nuestra posición.
Reivindicamos las pasiones alegres, ya que estas nos impulsan a aumentar nuestra potencia de obrar, en un fondo de total ausencia de dioses, reyes o líderes.
Nuestra música, con un trasfondo de oscuridad y destellos de luz, hacen el lenguaje de los que podríamos llamar, "nuestro estilo"
La oscuridad, lo "dark" no siempre es tristeza.

Volver

[bienvenida] - [elias dixit] - [enlaces] - [fotogaleria] - [ historia] - [letras de temas] - [MP3]- [actividades]